Empleo y tecnología unidos

Sólo Amazon puede hacer un supermercado sin cajas

Amazon está en racha, y esto lo demuestra la apertura de un supermercado físico con algo completamente inesperado, no hay ningún proceso de compra. Entras, coges lo que quieres y te vas, el cargo lo hacen a tu cuenta de Amazon.

No hay cajas, no hay colas, no tienes que buscar la tarjeta de crédito ni las monedas para el cambio.

Sólo Amazon puede hacer un supermercado sin cajas

Todos los expertos están de acuerdo en que Amazon Go (así se llama el supermercado) es el futuro de las ventas al por menos.

Por el momento, la tienda física se ubica en la ciudad natal de Amazon, Seattle, y no es un espacio muy grande, apenas 550 metros cuadrados con productos perecederos como pan, leche y queso, así como aperitivos y comidas frescas.

Unicamente está disponible para los empleados de la empresa para hacer una prueba, pero este año seguramente que abrirá sus puertas al público.

Amazon dice que únicamente se necesita instalar la app de Amazon y escalera el código al entrar en la tienda. Y ahí es cuando se pone en funcionamiento su tecnología. Aunque no han dado muchos detalles de como funciona, sabemos que hay varias cámaras que captan nuestra cara y saben lo que estamos cogiendo y lo que dejamos.

También hay sensores en las baldas y saben si ha cambiado el peso porque has cogido un producto o no. También hay algo de inteligencia artificial, pero no han desvelado cómo funciona exactamente.

Aunque hay empresas de venta al por menor que han integrado un sistema de seguimiento de personas con cámaras, después de todo, es interesante ver como reaccionan los clientes a promociones, saber cómo se mueven los clientes dentro de una tienda y lo que compran, para crear nuevas tendencias de compra, reorganizar su distribución y crear mejores informes para sus accionistas, entre otros beneficios.

Pero lo que no han podido lograr estas empresas, es lo que ha hecho Amazon. Ha resuelto todos los problemas del acto de compra, que no es fácil, y ha logrado saber exactamente como poner los artículos.

Después de todo, Amazon controla todo lo que está presente en la tienda. Puede elegir los productos que se pueden identificar fácilmente y puede omitir todos los que ocasionan problemas.

Es difícil que le vaya mal cuando es él mismo quién controla el espacio, la infraestructura y los productos. Y aunque aún hay mucho que mejorar, para eso está en proceso de prueba.

Creo que este es el futuro del pequeño comercio local, solo que ya lo tenemos aquí, y pensábamos que iba a tardar más.